Exgobernador mexicano se declara culpable de lavado en EEUU

Exgobernador mexicano se declara culpable de lavado en EEUU
Un exgobernador de un estado fronterizo del norte de México se declaró culpable de lavado de dinero ante un tribunal de Texas (Source: CIA.gov)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) - Un exgobernador de un estado fronterizo del norte de México se declaró culpable de lavado de dinero ante un tribunal de Texas, informó el Departamento de Justicia estadounidense en un comunicado.

Jorge Juan Torres López, de 66 años, fue gobernador interino de Coahuila durante la mayor parte de 2011 pero tuvo diversos puestos como funcionario desde 1994. Fue arrestado en febrero de 2019 en Puerto Vallarta, en el pacífico mexicano, y acusado formalmente en Texas en 2013 de lavado de dinero, asociación ilícita y fraude bancario.

El fiscal estadounidense Ryan K. Patrick indicó que Torres admitió haber realizado transacciones financieras en Estados Unidos para esconder sobornos recibidos de contratistas que construían carreteras en Coahuila.

El exfuncionario aceptó el decomiso de una propiedad en territorio estadounidense relacionada con los sobornos y se enfrenta a una sentencia de hasta 20 años de prisión y a una multa de medio millón de dólares, el doble del dinero recibido de forma ilegal. El juez dará a conocer la sentencia el 10 de septiembre.

A fines del año pasado Carlos Solis, uno de los abogados de Torres, dijo que su cliente había “decidido venir a Estados Unidos a fin de limpiar su nombre”.

El caso de Torres forma parte de una investigación más extensa sobre supuesto lavado de dinero que involucra a funcionarios y empresarios de Coahuila.

Torres quedó a cargo del estado de Coahuila en 2011 cuando el entonces gobernador, Humberto Moreira, dejó el puesto para dirigir las filas del Partido Revolucionario Institucional.

Ese año fue uno de los más sangrientos en el estado fronterizo con Texas, donde se multiplicaron las desapariciones y los homicidios y el cartel de Los Zetas amplió su influencia. Incluso estableció su centro de operaciones y mando en la cárcel estatal de Piedras Negras, en la frontera estadounidense.

Las autoridades de Estados Unidos le seguían la pista a Torres desde 2013, cuando lo acusaron de haber transferido a las Islas Bermudas dinero procedente de operaciones fraudulentas a través de entidades bancarias estadounidenses junto al extesorero de Coahuila, Héctor Javier Villarreal. Villarreal se declaró culpable de lavado de dinero en una corte de San Antonio en 2014.

Torres y Villarreal eran cercanos colaboradores del exgobernador Moreira (2005-2011), quien dejó a Coahuila en la bancarrota y fue vinculado a diversos delitos, incluido el de colaborar con Los Zetas.

Moreira llegó a estar unos días detenido e investigado por las autoridades anticorrupción españolas pero finalmente quedó libre y sin cargos. Hasta el momento no ha prosperado ningún proceso en su contra.

Copyright 2020 The Associated Press. Todos los derechos reservados.