¿Ya se vacunó contra el COVID-19? Explicamos por qué recomiendan que no publique fotos de su tarjeta

Las redes están llenas de fotografías de personas recién vacunadas en las que resulta visible el registro de vacunación: pero las autoridades advierten que es mejor mantenerlo en privado. El FBI ha detectado que estas imágenes están contribuyendo a que circulen más tarjetas falsas.

¿Ya se vacunó contra el COVID-19? Explicamos por qué recomiendan que no publique fotos de su tarjeta
Tarjeta de vacunación COVID-19 (Source: Jernej Furman / CC BY 2.0)

(TELEMUNDO) - Es normal sentirse afortunado de recibir una de las dosis de la vacuna contra el COVID-19 y querer compartir esa alegría. Hasta ahora hay tres disponibles en Estados Unidos: la de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. Por eso es común ver selfies y todo tipo de fotografías en las que aparece la tarjeta de vacunación y los delicados datos que contiene.

Las autoridades alientan a que las personas promuevan la vacuna pero han sido enfáticos al advertir sobre los peligros a los que se enfrentan. Pero hay razones por las que no es conveniente publicar una foto suya con dicho documento.

Estafadores están aprovechando la fiebre por las vacunas y han creado tarjetas falsas de vacunación. Agencias federales y fiscales estatales de todo el país advirtieron el lunes sobre los peligros y las consecuencias de comprar en línea por cientos de dólares estas tarjetas falsas.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) señaló que está investigando varias plataformas en línea que ofrecen tarjetas falsas escudándose en el hecho de que hasta el momento no existe un sistema federal para autenticar la validez de esas tarjetas.

“Eso facilita las acciones de los estafadores que producen esas tarjetas”, indicó en un comunicado el FBI, y subrayó que “la tendencia (de comprar esas tarjetas) sigue creciendo”.

El FBI ya había pedido el pasado 30 de marzo que si alguien no había sido vacunado “no compre tarjetas de vacunación falsas, ni tampoco complete tarjetas auténticas con información falsa”.

Estas tarjetas están bajo la jurisdicción del Departamento de Salud y Servicios Humanos de (HHS, en inglés) y del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés). Falsificarlas constituye el uso no autorizado de sellos oficiales y es, por tanto, un acto delictivo que está penalizado.

Según el FBI, las personas buscan esas tarjetas falsas por distintos motivos, como ingresar a escuelas, usar el transporte público o congregarse en iglesias.

El procurador general de justicia de Connecticut, William Tong, fue el último en sumarse este lunes a una coalición de otros 45 fiscales estatales, encabezados por John Stein (Carolina del Norte) y Herbert Slatery (Tennessee), quienes pidieron la intervención federal para frenar la venta de tarjetas falsas en Twitter, eBay y Shopify.

“Las tarjetas falsas son un peligro para la salud pública”, dijo Tong, y agregó que las plataformas mencionadas “deben tomar acciones inmediatas” para impedir que el fraude continúe.

Por su parte, el doctor Iván Sosa, a cargo de un proyecto de ayuda de salud para inmigrantes y refugiados en Aurora, Colorado, criticó a quienes compran las tarjetas falsas por “olvidarse de los adultos mayores, de los diabéticos y de las personas en riesgo”.

“Cualquier persona puede ser un portador y exponer a otros al coronavirus. Y basta un solo de esos casos para que se cierre un centro comunitario o una escuela, o una familia pierda a sus abuelos”, comentó Sosa.

Asimismo, el FBI recomienda a las personas vacunadas que no publiquen fotos de su tarjeta de vacunación en las redes sociales ya que su información personal puede ser robada para cometer un fraude.

Estas tarjetas pueden contener su nombre, fecha de nacimiento, número de paciente, información del seguro y lugar donde recibió la vacuna. Y es justamente esto lo que los estafadores pueden utilizar para robar su identidad y cometer un fraude.

Cómo compartir en redes sociales que se ha vacunado

Si ya ha publicado una foto de una tarjeta de vacunación: elimínela y actualice tu foto de perfil con un banner u otra imagen avisando de que se ha vacunado.

También puede compartir una foto de su calcomanía de la vacuna o poner un marco alrededor de tu foto de perfil, advierte la organización sin fines de lucro Better Business Bureau.

Revise su configuración de seguridad en todas las plataformas de redes sociales para ver qué comparte y con quién. Si solo quiere que tus amigos y familiares vean tus publicaciones, asegúrese de que esa es la configuración de tu privacidad.