Advertisement

Los Ángeles obliga de nuevo a usar mascarilla en interiores por el avance de la variante delta

La medida entrará en vigor el sábado por la noche y se aplicará a todos los residentes, independientemente de si han sido vacunados o no. Habrá algunas excepciones, pero las autoridades todavía no han especificado cuáles.
Published: Jul. 16, 2021 at 10:22 AM CDT
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

(TELEMUNDO) - Funcionarios de salud pública de Los Ángeles anunciaron que restablecerán el mandato de uso obligatorio de la mascarilla en espacios cerrados para los residentes del condado más poblado de la nación, porque los casos de COVID-19 han aumentado a tan solo un mes de la reapertura económica del estado.

Impulsada por la propagación cada vez más rápida de la variante delta, la medida entrará en vigor el sábado por la noche y se aplicará a todos los residentes, independientemente de si han sido vacunados o no. Habrá excepciones, aunque todavía no han dicho cuáles serán.

El Departamento de Salud Pública informó que publicará la guía completa a más tardar este viernes.

“Para las millones de personas en el condado de Los Ángeles que están en riesgo de infección, no hemos llegado al lugar en el que queremos estar, y será demasiado tarde si esperamos más tiempo para tomar medidas, teniendo en cuenta lo que estamos viendo”, aseguró en rueda de prensa este martes la doctora Muntu Davis, encargada de la sanidad pública en el condado.

“Es momento de poner manos a la obra”, enfatizó.

La última recomendación de las autoridades sobre el uso de las mascarillas en interiores era que la usaran las personas que no están vacunadas, que son aproximadamente 4 millones de los 10 millones de residentes del condado.

Este jueves se reportaron 1,537 nuevas infecciones de COVID-19, la cifra más alta desde principios de marzo.

Si las tasas de infección no disminuyen, Davis dijo que se podrían tomar medidas más drásticas. “Todo está sobre la mesa si las cosas continúan empeorando, por eso queremos actuar ahora”, explicó.

Otros dos condados de California, Sacramento y Yolo, también volvieron a requerir el uso de mascarillas en interiores esta semana.

“El drástico aumento de los casos es preocupante, como lo es también el número de personas que eligen no vacunarse”, dijo en un comunicado Olivia Kasirye, funcionaria de salud pública del condado de Sacramento. “Nuestra mejor protección contra COVID-19 sigue siendo la vacuna. Instamos a todos los residentes elegibles a que se inoculen para protegerse a sí mismos, a su familia y sus amigos”, agregó.

La pandemia de COVID-19 también está repuntado a nivel estatal, según funcionarios de salud pública de California. El jueves se reportaron 3,622 contagios y la tasa de casos positivos por cada prueba que se práctica en los últimos siete días pasó a ser de 3.5%, frente al 2% de la semana pasada.

Los opositores del gobernador demócrata Gavin Newsom, quien enfrenta una elección de revocación de mandato en septiembre, no tardaron en reaccionar al anuncio, a pesar de que no fue él quien promulgó la ordenanza en Los Ángeles.

“Aquí viene el cierre 2.0 de Gavin”, tuiteó Caitlyn Jenner, una de al menos 100 candidatos que buscan reemplazar a Newsom.

Alrededor de todo el país, los jóvenes que no se han vacunado contra el COVID-19 están acudiendo a las de hospital en números alarmantes, según funcionarios de salud.

Las tasas de vacunación entre los jóvenes son más bajas que entre los estadounidenses de mayor edad, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Los datos de la agencia muestran que poco menos de la mitad de las personas de 18 a 24 y de 25 a 39 están completamente vacunadas.

Las autoridades han advertido que la variante delta es más contagiosa y potencialmente más mortal. El doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del Gobierno, aseguró que es la “mayor amenaza” para eliminar el coronavirus.