Advertisement

El incendio Bootleg es tan grande que genera su propio clima y pone en alerta a cientos de miles de personas

Bootleg fire in Oregon.
Bootleg fire in Oregon.(KGW News / YouTube)
Published: Jul. 20, 2021 at 4:21 PM CDT
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

(TELEMUNDO) - Alimentado por las sucesivas e insuales olas de calor y por la sequía sin apenas precedentes que azota varios estados del Oeste, el incendio Bootleg en Oregón se ha intensificado tanto en los últimos días que ha creado su propio microclima.

Las llamas han arrasado hasta ahora 537 millas cuadradas, un área mayor que Los Ángeles y aproximadamente la mitad del tamaño de Rhode Island. El lunes había superado los 364,110 acres calcinados y solo estaba contenido en un 30%, según explicó el portavoz del Departamento Forestal de Oregón, Marcus Kauffman, a la cadena CNN.

El incendio es “tan grande y genera tanta energía y calor extremo que está cambiando el clima. Normalmente, el tiempo predice lo que hará el fuego. En este caso, el fuego está prediciendo lo que hará el clima”, explicó Kauffman.

Una de las principales características que está mostrando es una “propagación agresiva en superficie, con desarrollo de pirocúmulos”, señalaron las autoridades que tratan de controlarlo.

Los pirocúmulos son un tipo de nube de vapor y partículas creadas por el fuego que se da en condiciones de calor extremo durante un incendio o una erupción volcánica. Estas nubes pueden desencadenar sus propias tormentas eléctricas y contener relámpagos y fuertes vientos.

La prolongada sequía está alimentando las condiciones para avivar el fuego, por lo que el meteorólogo anticipó que el enorme incendio seguirá creciendo.

“El fuego está quemando combustibles densos que están extremadamente secos por una sequía prolongada. Hasta hoy, el tiempo ha sido constantemente caluroso y seco, con una humedad de casi un dígito”, dijo Kauffman.

Bootleg es uno de los ocho grandes incendios activos en Oregón y uno de los más de 80 que arden en 13 estados del país, según el Centro Nacional Interagencial de Incendios. La emergencia climática ha provocado que la aparición de incendios forestales más mortíferos y destructivos sea constante.

Comenzó el 6 de julio en el bosque nacional de Fremont-Winema, cerca de la frontera con California, y ha arrasado con casi todo a su paso. Más de 2,000 personas han sido evacuadas de sus hogares por el avance de las llamas, según la responsable de información pública del incendio, Sarah Gracey.

Un total de 67 viviendas y 117 estructuras menores, como cobertizos o garajes independientes, han sido destruidas, dijo Gracey.

Gran parte del Oeste sigue bajo la amenaza de incendios el martes, donde casi 3.5 millones de personas están bajo bandera roja, explicó el Centro de Predicción Meteorológica del Servicio Meteorológico Nacional en Twitter.

Esta advertencia significa que allí donde hay incendios, las condiciones meteorológicas son críticas o los estarán en un período corto de tiempo.

La alerta por calor excesivo afecta además a 337,000 personas, mientras otras 650,000 están bajo un aviso de calor por la influencia del incendio.

En las próximas 48 horas, la región seguirá con temperaturas de hasta 10 grados por encima de lo normal, de acuerdo con el meteorólogo de CNN Michael Guy. No se descarta la posibilidad de que se produzcan tormentas secas, aunque carecerán de las tan necesitadas lluvias para sofocar las llamas.

Bootleg se ha propagado a un ritmo medio de casi 1,100 acres por hora durante más de 13 días consecutivos, una velocidad que quemaría el neoyorquino Central Park en sólo 45 minutos.

El pronóstico indica que la lucha contra las llamas seguirá siendo ardua, puesto que se esperan rachas de viento de hasta 25 millas por hora en los próximos dos días, según Guy.

Bootleg es el tercer mayor incendio forestal en la historia del estado, dijo Kauffman. El fuego Long Draw quemó en 2012 un total de 557,028 acres y es el mayor incendio forestal en Oregón desde 1900. Biscuit se convirtió en 2002 en el segundo mayor incendio del estado, quemando casi 500,000 acres.

Con información de CNN y The New York Times