Anuncio

El Vicegobernador Dan Patrick pide usar $50 millones para comprar escudos antibalas para la policía escolar

El vicegobernador Dan Patrick, en el centro, ha pedido a los funcionarios estatales que...
El vicegobernador Dan Patrick, en el centro, ha pedido a los funcionarios estatales que transfieran $50 millones del presupuesto estatal para proporcionar escudos antibalas a los policías escolares antes del comienzo de las clases en el otoño.(Sergio Flores for The Texas Tribune)
Publicado: 6 jun 2022, 17:19 GMT-5|Actualizado: 6 jun 2022, 17:25 GMT-5
Envíe Este Enlace Por Correo Electrónico
Compartir en Pinterest
Compartir en LinkedIn

AUSTIN, Texas (The Texas Tribune) - El vicegobernador Dan Patrick pidió el viernes a los líderes estatales que muevan alrededor de $50 millones del presupuesto estatal para comprar escudos antibalas para los policías escolares luego de un tiroteo masivo el mes pasado en una escuela primaria en Uvalde donde un pistolero mató a 19 niños y dos maestros.

“Le pido al Presidente de la Cámara que se una a los miembros del Senado de la Junta de Presupuesto Legislativo y a mí la próxima semana en una carta de ejecución presupuestaria para transferir $50 millones a la Oficina del Gobernador o al Departamento de Seguridad Pública (DPS) para comenzar a comprar estos escudos tan pronto como sea posible para que cada miembro de la policía escolar tenga uno”, dijo Patrick en un comunicado el viernes por la tarde. “Esto iniciará la financiación necesaria para eventualmente proporcionar escudos antibalas a todas las fuerzas del orden”.

La solicitud de Patrick requeriría la aprobación del presidente de la Cámara de Representantes, Dade Phelan, y otros miembros de la Cámara de Representantes de la Junta de Presupuesto Legislativo del estado. Pero debido a que los legisladores ya asignaron el dinero para el ciclo presupuestario de dos años, también se requerirían cartas de las agencias donde se tomaría el dinero que certifiquen que la transferencia no afectaría negativamente sus funciones.

Patrick dijo que enviaría un borrador de carta el lunes y le pidió a Phelan que actuara rápidamente. La oficina de Phelan no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Los líderes republicanos estatales ya firmaron dos transferencias similares por un valor aproximado de mil millones de dólares este año para enviar dinero a la costosa iniciativa de seguridad fronteriza del gobernador Greg Abbott, Operation Lone Star, que se estaba quedando sin fondos. Patrick, quien aprobó esas transferencias, dijo que se debe hacer lo mismo para proporcionar escudos antibalas a los policías escolares.

“Hemos utilizado la autoridad de transferencia este año para gastar miles de millones en la frontera. Seguramente podemos encontrar esta cantidad de dinero para proteger mejor a nuestros hijos”, dijo Patrick, y agregó que hay “varias fuentes en el presupuesto actual que se pueden aprovechar para proporcionar esta financiación”.

Patrick no nombró esas fuentes.

Durante la última de estas transferencias presupuestarias en abril, el DPS, una de las agencias que Patrick sugiere que debería recibir dinero para pagar los escudos antibalas, se vio obligado a ceder $160 millones de su presupuesto aprobado para mantener en marcha la Operación Lone Star. Sin esa transferencia, los líderes del Departamento Militar de Texas, que ha asignado 10,000 miembros del servicio a la misión, no habrían podido continuar con la operación.

Patrick dijo que el estado debería comenzar proporcionando escudos antibalas a todos los policías escolares y luego expandirse a todos los agentes del orden público. El estado podría experimentar problemas en la cadena de suministro para obtener los escudos, pero debería presionar para obtener “todos los escudos de calidad que podamos encontrar”.

“Esta solución sencilla puede comenzar de inmediato”, dijo Patrick. “Si todas las fuerzas del orden que respondieron tuvieran escudos antibalas la semana pasada, se podrían haber salvado vidas”.

El plan de Patrick continúa la tendencia del liderazgo republicano del estado de responder a los tiroteos masivos presionando para que se permita a más maestros usar armas de fuego en las escuelas y financiando a la policía escolar. Pero la respuesta de las fuerzas del orden al tiroteo ha sido rotundamente criticada después de que los funcionarios estatales y los encargados de hacer cumplir la ley dieran información inexacta después del tiroteo que desde entonces ha sido desacreditada.

La policía que respondió al tiroteo tardó más de una hora en enfrentarse al hombre armado que estaba dentro de un salón de clases disparando a niños y maestros. El jefe de policía del Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde, Pete Arredondo, determinó que la policía estaba lidiando con un “sospechoso atrincherado” y que los niños ya no estaban en peligro, dijeron funcionarios estatales. El líder de DPS dijo más tarde que fue la “decisión equivocada, punto”.

Varias autoridades, incluido el Departamento de Justicia de EE. UU. y un comité de investigación de la Cámara de Representantes de Texas, están investigando la respuesta de las fuerzas del orden.

Patrick dijo que si todos los agentes de policía del estado tuvieran un escudo antibalas, “su capacidad para responder a una situación de tirador activo mejoraría enormemente”.

Los legisladores de Texas han respondido de manera similar en el pasado. Después de que un hombre armado con un rifle de alto poder emboscara y matara a cinco policías de Dallas en julio de 2016, los legisladores estatales respondieron asignando $25 millones del presupuesto estatal para que las agencias policiales de todo el estado compraran chalecos antibalas que pudieran resistir la munición de los rifles.

En la última sesión, después de que dos policías del DPS recibiesen un disparo mortal a través del parabrisas de su patrulla, los legisladores acordaron pagar la factura de los parabrisas a prueba de balas en las patrullas del DPS, dijo Patrick.